Crónica de la Transmontesblancos Trail, 50k, 2013. La Puebla de Alfindén.

Hoy era un día destinado a pasar sin pena ni gloria o, con un poco de mala suerte, con más salida2pena que gloria. Tocaba correr la TMT, organizada por mi club -Correcaminos Alfindén- y el planteamiento, desde el principio, era hacerlo como un rodaje de 50 kms con el único objetivo de terminar lo menos “perjudicado” posible. Eso mismo fue lo que transmití a mis amigos y compañeros de club mientras esperábamos el “pistoletazo” de salida. Realmente, no me sentía capacitado para competir en un carrera de trail tan larga, yo, como digo siempre, soy un corredor de asfalto que de vez en cuando entrena por montaña, pero sin muchas pretensiones en este terreno.

En la salida mientras saludaba a la multitud de amigos con los que suelo compartir carreras, 8923955294_4a2f6a9c00_kcoincido con Iván Navarro, corredor zaragozano con el que hice parte de la última maratón de Madrid. Desde el comienzo de carrera formamos equipo y decidimos correr de menos a más, siempre que la estrategia funcione. Los primeros kilómetros pasan rápido, pero tras coronar la Loma del Francés y salir a campo despejado, el cierzo parece que no quiere que lleguemos nunca a Villamayor. Sin embargo, seguimos dosificando fuerzas y ,aún así, empezamos a abrir hueco en la carrera. Pasamos un par de avituallamientos y terminamos el primer bucle (km 25) haciendo el tercero en línea de meta. Hasta aquí todo ha ido perfecto: hemos abierto brecha con respecto al grueso de los corredores y vamos recortando, muy lentamente, algo de distancia con la cabeza de carrera. Desde el km 25 el cierzo redobla su intensidad, el perfil pica hacia arriba y me aparece urelojn repentino flato que me acompañará, más o menos, hasta el km 35 donde alcanzamos al amigo y gran corredor Gonzalo Caballero, que anda con molestias digestivas. Iván y yo nos ofrecemos para cortarle el viento pero no puede seguir nuestro ritmo y, poco a poco, se va quedando. Ahora el perfil pica hacia abajo hasta que aparece la primera cuesta de las muchas que subiremos hasta llegar al Toro de Osborne (icono de la carrera) en Alfajarín. Aquí es cuando noto como mis aductores derechos se calambran y me cuesta subir, en ese momento, empiezo a preocuparme porque, como le voy diciendo a Iván, hasta el rabo todo es toro, aunque se trate del de Osborne que adorna estos montes blancos y que se ve desde la autopista 😉 . Bajo el ritmo y dejo que podioIván se aleje para dosificar mi desgaste muscular; esto será así ya hasta el último avituallamiento, en Alfajarín, donde volvemos a coincidir y desde allí a La Puebla soportando la furia inmisericorde de Eolo, pero totalmente recuperado y a un ritmo, más que aceptable, que nos permite ir pasando a varios corredores. Una vez en La Puebla callejeamos hasta acceder al arco de llegada y lo cruzamos juntos parando el crono en 4:38, yo con la alegría del niño que recibe un regalo inesperado, 13º en la general y 1º en mi categoría, mayores de 45 años. Quién me lo iba a decir, yo que iba a rodar. La estrategia funcionó a la perfección, dosificar en los 25 primeros kms, cuando el perfil era para corredores más de trail y apretar los dientes, poniendo un ritmo constante, cuando el terreno era llano.

En la llegada, entrevista del speaker, abrazo a mi hija y a Alberto, su novio, que me están PodioConPedro1esperando, ducha y llamada telefónica que me confirma que mi amigo y paisano Pedro Chamarro ha quedado 9º y, también, 1º en su categoría, en la versión 25 kms, por lo que la alegría es doble al saber que los dos únicos corredores arcobrigenses de la prueba subirán al podio 😉 .

Resumiendo, diría que ha sido una carrera de estrategia en un terreno donde, este año, casi no había entrenado y que marca el ecuador de mi temporada deportiva. A partir de aquí a pensar en nuevos retos -de alguno ya hemos hablado con Pedro Chamarro-,  a descansar un poco y, si Dios quiere, a seguir disfrutando de este deporte que, aunque parezca mentira, me devuelve mucho más de lo que le doy.

CLASIFICACIÓN

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Crónica de la Transmontesblancos Trail, 50k, 2013. La Puebla de Alfindén.

  1. Runzalico dijo:

    Que grande! Enhorabuena una vez más .

  2. ERES UN AUTÉNTICO CRACK VICENTE! UN ABRAZO!

  3. Pedro dijo:

    No tienes limites Vizentico.Enhorabuena!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s